Historia de la Sociedad Colombiana de Psicoanálisis



Un grupo de intelectuales colombianos leían las obras de Freud poco después de su publicación.Uno de los intelectuales influenciados por Freud desde sus estudios de medicina, era José Francisco Socarrás. Él incluyó en 1929 la enseñanza de Freud en las facultades de psicología de dos universidades, y fue el primer profesor de psicoanálisis en Colombia.

En 1930 escribió su tesis sobre “Principios Fundamentales del Psicoanálisis”. Viajo en 1946 muy pronto después de la segunda guerra mundial, a Francia para especializarse en psiquiatía y psicoanálisis.

Entre muchas otras actividades, tomó parte en seminarios sobre psiquiatría y psicoanálisis infantil dictados por Serge Lebovici. Volvió a Colombia como Miembro de la Sociedad de Psicoanálisis de París en 1950 y jugó un papel de suma importancia en el desarrollo y en la historia del psicoanálisis en Colombia hasta su muerte en 1995.

Otra figura de importancia fundamental para los comienzos y el desarrollo del psicoanálisis en Colombia fue Arturo Lizarazo, quien estudió medicina en Chile, donde se especializó en psiquiatría.
Se analizó con el primer psicoanalista chileno, Fernando Allende Navarro y volvió a Colombia después de su graduación de la Asociación Chilena de Psicoanálisis, en 1948. Era el primero en practicar el psicoanálisis en Colombia y murió en 1991.
Con Socarrás comenzaron a divulgar el psicoanálisis a una comunidad más amplia. En los tempranos años cincuenta los dos fundadores y un colega venezolano, Hernán Quijada, que trabajó por unos años en Colombia, más algunos estudiantes de éstos comenzaron a formar un grupo psicoanalítico.

En Mayo 6 de 1956, celebrando el centenario del nacimiento de Freud, se fundó el Grupo Psicoanalítico Colombiano siendo apadrinado por las sociedades psicoanalíticas de Francia y Chile. Este grupo fundador consistió de tres analistas didactas y cuatro estudiantes. En 1957 la Asociación Psicoanalítica Internacional reconoció al Grupo de Estudios Colombiano.

Llegaron más psicoanalistas después de su formación en el extranjero, Carlos Plata en 1958 de Buenos Aires, en 1959 Guillermo Sánchez Medina después de estudiar en Madrid y Nueva York, en 1960 Guillermo Arcila de Buenos Aires y en 1961 Mauro Torres, formado en el Instituto Mexicano de Psicoanálisis.
Estas influencias de tantos sitios y de tantos enfoques teóricos diferentes es un significativo hecho de nuestra historia, son las múltiples raíces que tuvieron gran importancia en el desarrollo de nuestra identidad de psicoanalistas colombianos.
En 1960 los Drs. Ángel y Betty Garma visitaron a Colombia e hicieron una serie de seminrios y supervisiones individuales y colectivas.

En 1961 el Grupo de Estudios fue reconocido por la API como Sociedad Componente.
La Sociedad fue sede del Congreso Latino-Americano de Psicoanálisis en 1968.
Desde los años setenta la Sociedad creció más bien lenta pero constantemente, en comparación con algunas otras sociedades Latino-Americanas. Internacionalmente se consideró a la Sociedad Colombiana como un grupo tradicional sólido.

El reconocimiento nos llegó con el nombramiento del Dr. Carlos Plata como Vice-Presidente de la Asociación Psicoanalítica Internacional (API) en 1973. Los años setenta también llevaron a una consolidación del trabajo científico, expresión de esto es la publicación ininterrumpida de nuestra revista científica desde 1976.

 

 

 
   

 

 

  _______